Casa Madre. Bs. As., Argentina

En un clima de fraternidad, serenidad y alegría, se vivió el retiro anual de los Colaboradores FIC, rama laica del Instituto, en el Colegio Inmaculada Concepción. Estuvieron presentes miembros de 8 Centros de la Argentina: Inmaculada Concepción, Nuestra Señora del Carmen y San José (Buenos Aires), Villa Inmaculada (Monte Grande), La Inmaculada (Rosario), Nuestra Señora de Guadalupe (Santa Fe), Sagrado Corazón de Jesús (Concepción del Uruguay), y Nieva-Sagrado Corazón (Córdoba). Diez nuevos Colaboradores emitieron su Promesa por primera vez, aceptando el desafío de vivir su compromiso bautismal con la espiritualidad mariana propia de nuestra familia carismática.

A lo largo del día, reflexionaron, compartieron experiencias en grupos, adoraron al Santísimo Sacramento y se unieron finalmente en la Eucaristía, en la cual emitieron o renovaron la Promesa. La Superiora General, Hna. Nora Antonelli, comenzó el encuentro recordando la riqueza de nuestro título: Hijas de la Inmaculada Concepción, tan amado por la Madre Eufrasia. El Padre Alejandro Puiggari, tuvo a su cargo dos charlas, centradas en la Virgen llena de gracia y en nuestra vivencia de la misericordia.

Antes de la Misa, presidida por el Padre Gustavo Gallino, los Colaboradores recibieron un ejemplar del Reglamento actualizado, con el propósito de encarnar el estilo de vida que allí se propone.

Al finalizar, cada uno llevó un recuerdo con la siguiente frase:

Colaborador FIC: Signo de misericordia que sabe consolar, acompañar, regalar serenidad y alegría.