“Fieles al nombre que nos distingue y al espíritu de nuestra Fundadora, las Hijas de la Inmaculada Concepción, Instituto de derecho Pontificio, nos sentimos llamadas a vivir nuestra identidad eclesial con un carisma particular inspirando toda nuestra vida espiritual y nuestro apostolado en el misterio de la Inmaculada Concepción como lo contempla la liturgia y la enseñanza de la Iglesia.
Reconocemos en esta inspiración, la específica característica mariana, es decir, la nota dominante de nuestro Instituto.”

(Constituciones 1)

Carisma cuadro