Instituto Inmaculada Concepción. Bs. As., Argentina

“María eligió la mejor parte, que no le será quitada.”

En Betania, Jesús, reponía fuerzas para seguir adelante. Con Él y en Él tuvimos nuestra “Betania”.

Un grupo de docentes, acompañados por el Padre Martín, deseosos de retirarnos para compartir la vida del alma en un hermoso lugar, meditamos en torno a la Palabra y a la Eucaristía, coincidentemente con el día del amigo. Providencialmente el Evangelio que la liturgia nos proponía ese domingo, era el encuentro de Jesús con Marta y María.

También nos pusimos a los pies de nuestra Madre, modelo de escucha de la Palabra. El gozo interior colmó nuestro corazón, en un clima de fraternidad y reflexión.