Casa de Formación. Buenos Aires, Argentina

 

El Juniorado es el período
de cinco años que precede
a la Profesión Perpetua.
Tiene la finalidad
de ayudar a la religiosa
a continuar, desarrollar
y consolidar su formación,
mediante la experiencia directa
de la vida y apostolado del Instituto.
Se lleva a cabo de manera que sea
escuela de caridad fraterna
y de vida comunitaria. 

(Constituciones 76)

 

El pasado 24 de marzo, la juniora Hna. Julieta Enriquez, renovó sus Votos de Pobreza, Castidad y Obediencia. Continúa así el camino de seguimiento de Jesús, en la escuela de María, la Virgen en escucha y oración.

Como la Santísima Virgen, todas las Hijas de la Inmaculada Concepción estamos llamadas a  hacer de nuestra existencia una ofrenda a Dios, y de nuestra ofrenda, un compromiso de vida.