Colegio Sagrado Corazón. Córdoba, Argentina.

Scholas Ocurrentes CórdobaEl pasado 13 de agosto, diez adolescentes de 5º año del Colegio Sagrado Corazón, fueron invitados a participar en Scholas Ciudadanía, que es un programa educativo perteneciente a la segunda línea de acción de Scholas (impulsada por el Papa Francisco). Su finalidad es formar jóvenes comprometidos por el bien común.

Es un programa de alcance mundial e implica un cambio paradigmático en la concepción del aprendizaje y del espacio escolar. El beneficio de sus resultados demuestra el enorme interés de los adolescentes y jóvenes en participar comprometidamente a través de la investigación y del estudio de los problemas reales, proponiendo soluciones concretas a los mismos. Los chicos pueden así recuperar el sentido del estudio y la esperanza de que las cosas pueden cambiar.

Los Jóvenes de 25 escuelas de Córdoba (entre ellos los nuestros) trabajaron intensamente durante la mañana sobre las problemáticas actuales de los adolescentes de esta región. Identificaron cuáles eran las dos problemáticas que más le estaban afectando, las cuales serán analizadas en el mes de octubre, buscando propuestas concretas para solucionarlas.

POR LA TARDE.

Ese mismo día por la tarde, se abrió al público en general la presentación de Scholas Ocurrentes y su inicio oficial en Córdoba, como respuesta al pedido de nuestro Papa Francisco de implementar la cultura del encuentro, favoreciendo la integración y la paz por medio de la Educación. En ella estuvieron presentes diversas autoridades de la Provincia de Córdoba, directivos y representantes de distintos credos. Después de proyectar un video que reseñaba el trabajo de los chicos durante la mañana, dos alumnos, en representación de todos los estudiantes y jóvenes de Córdoba, y diversas autoridades, fueron invitados a plantar un olivo. Este gesto expresó el compromiso de todos para recrear una educación distinta, que recupere los valores humanos esenciales y que abarque toda la realidad que viven los chicos. Todos tenemos un lugar en esta realidad educativa, “el Papa llama a todos”.

Para que haya una cultura del encuentro
como nos lo pide Francisco,
tiene que haber una educación para el encuentro”