Villa Inmaculada. Monte Grande, Prov. de Bs. As. Argentina

La Conferencia Episcopal Argentina nos hizo un llamado: invitó a todos los creyentes, católicos y no católicos, a orar intensamente pidiendo al Señor perdón por tanto sufrimiento y sangre derramada por los cristianos perseguidos en Medio Oriente.

Nuestra comunidad de Villa Inmaculada junto a las personas que se acercaron al “merendero” (Ing. Peti 1649, Monte Grande, Pcia. de Buenos Aires)  el día 8 de mayo, Solemnidad de la Virgen de Luján, nos reunimos en torno a Nuestra Madre, con el fin de implorar para todos nuestros hermanos que sufren, la paz tan deseada.