Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Casa General

El 30 de mayo de hace 10 años, vivíamos uno de los momentos más grandes de nuestra historia congregacional: una Hija de la Inmaculada Concepción era beatificada. La Iglesia reconocía la santidad de la Madre María Pierina y la proponía como modelo.

Hoy también la Beata Pierina nos repite: No se contenten nunca con poco, sino elévense cada vez más alto.

Providencialmente, este aniversario de la Beatificación, tiene lugar en las vísperas de la Solemnidad de Pentecostés. Y no hay duda de que el Espíritu Santo es el autor de la santidad, que nos ayuda a crecer en la virtud y asemejarnos más a Cristo. El Espíritu infundió en la Madre Pierina la devoción al Divino Rostro, el amor a María Inmaculada, la obediencia como actitud constante de vida.

¡DEO GRATIAS!

Print Friendly, PDF & Email