Casa Madre, Buenos Aires, Argentina

Como lo vienen haciendo años anteriores, el Centro de Colaboradores de Mendoza, organizó el pasado 24 de agosto una peregrinación a San Nicolás y a la Tumba de la Madre Eufrasia.

Los peregrinos tuvieron la oportunidad de hacer una visita a la Casa Museo Madre Eufrasia mientras otro grupo, en el Oratorio Madre Pierina, recibía una charla sobre la espiritualidad de la Beata Madre Pierina sobre la Devoción al Divino Rostro, a cargo de la Hna. Norma. Allí pudieron venerar las reliquias de la Madre y el Crucifijo expuesto, el mismo que le habló en una oportunidad a la Beata, estando en la Capilla.

Luego de compartir un refrigerio, tuvieron la oportunidad de saludar a la nueva Madre General, que quiso saludarlos personalmente en la Capilla, dirigiéndoles unas breves palabras. Rezaron frente a la Tumba de la Venerable, pidiendo por las gracias que cada uno traía.

El encuentro cerró con una pequeña explicación de la vida y obra de la Madre Eufrasia. Todos comentaron lo bien que les hizo al alma, acercarse a la vida de estas dos religiosas santas.

Compartimos algunos testimonios:

“Cada momento vivido en esta peregrinación fue intenso, llenos de amor, de fe y de una emoción que llenaba el alma y el espíritu hasta las lágrimas. La visita al museo de la Madre Eufrasia y la reflexiones dadas por la Madre Superiora del colegio, nos ayudan a luchar y crecer en nuestra vida espiritual. Gracias Señor, Padre Dios y Maria, Madre nuestra por estar a nuestro lado.”

“Realmente fue un viaje, en el que vivimos muchas experiencias místicas, donde la gracia de Dios estuvo presente en todo momento, Omar tuvo su encuentro con el Señor, cuando la Hna Norma habló del Divino Rostro. Y la verdad que fue muy especial estar frente a la tumba de la Madre Eufrasia: todo fue místico, donde se siente la santidad del lugar.”