Colegio La Inmaculada. Rosario, Argentina

Festejo por los 116 Años de la Escuela La Inmaculada

Dimos gracias al Señor, el día 27 de julio, por los 116 Años de vida de nuestra querida escuela. En ambos turnos, el patio se vistió de fiesta, se cantó el feliz cumpleaños y cada grado y curso compartió una rica torta. El Padre Fabián Monte bendijo a toda la Comunidad Educativa: niños, jóvenes y personal docente y no docente.

 

“Damos gracias a Dios por tanto bien que nos prodiga”. 

Madre Eufrasia

 

Misión de Amor

Cuando salimos hacia los demás, especialmente hacia los más necesitados, nuestra Comunidad Mariana del Instituto la Inmaculada se transforma en testimonio del amor maternal de la Iglesia, de la cual formamos parte.

El miércoles 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen María a los Cielos, celebramos junto a Cáritas parroquial (Parroquia san Antonio de Padua) el Día del Niño. Nuestros grupos Misioneros de niños, jóvenes y adultos colaboraron con la organización del evento. En una mañana muy fría se les preparó a los niños y sus familias un desayuno de chocolate caliente con cosas dulces para comer.  Se repartieron globos, juguetes, y golosinas  para todos los presentes, mientras se entretenía a los más pequeños con cantos y juegos.

“Les aseguro que cada vez que lo hicieron
con el más pequeño de mis hermanos,
lo hicieron conmigo”

(Mateo 25, 40)


Por las dos vidas

Dentro del contexto por el debate de la legalización del aborto, en las vísperas de su tratamiento en el Senado, el día martes 7 de agosto, el Padre Cristian Albornoz, Vicario de la Parroquia San Antonio de Padua, convocó a participar a toda la Comunidad Parroquial de un acto en favor de la vida, de las “dos vidas”. Estuvieron presentes las  Hermanas de nuestro Colegio,  junto a los vecinos. Los medios de comunicación locales lo registraran.

“Sí a la vida”, ¡Salvemos las dos vidas! Fueron las frases que se escuchaban en toda la plaza, coreadas por numerosos niños, jóvenes y adultos, sosteniendo pañuelos celestes y banderas argentinas.

¡Defendamos los derechos de toda vida desde el momento de la concepción hasta su fin natural! Amemos la vida, porque es sagrada.

 «Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada
por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma
por el encierro y la comodidad
de aferrarse a las propias seguridades»

Papa Francisco, Evangelii Gaudium.  (49)

El día 7 de agosto, como comunidad, hicimos un alto en las actividades para rezar por la VIDA. Fue un momento de profunda oración, en la cual nos unimos todos para suplicar que se respete y se valore este don sagrado.