Colegio Sagrado Corazón. Córdoba, Argentina.

Para celebrar el Mes del Sagrado Corazón, se organizaron distintas actividades y celebraciones con los alumnos y familias del Colegio.

Comenzamos el mes consagrándonos todos al Corazón de Jesús, y cantando juntos el himno al Sagrado Corazón. Cada viernes tuvimos una celebración donde se entregaba el Detente y un frasquito con agua bendita para las familias, como figura en la invitación que enviamos:

celebraciones

En la semana patronal, los alumnos de 3º grado junto a sus padres, recibieron el Libo de la Palabra de Dios. Los de 6º grado y 6º año, que egresan este año, recibieron el Detente, que ellos mismos confeccionaron, escribiendo en la parte interior aquello a lo que querían decirle DETENTE, no entres en mí, porque el Corazón de Jesús, está conmigo.

El jueves anterior a la Solemnidad, todo el colegio se reunió en el patio, para homenajear a Jesús, con distintos números artísticos preparados por los chicos de todos los grados y cursos: danza clásica, cantos, coreografías, teatralizaciones. Los talentos salieron a relucir con mucho brillo en honor al Patrono.

Finalmente, el día de la Solemnidad, nos preparamos para celebrar la Eucaristía en una plaza del barrio, cercana al colegio, donde partimos en procesión con los alumnos, profesores y padres del nivel secundario, junto con el Capellán, entre cantos y oraciones. En cada cuadra, un vecino nos recibía con un pequeño altar, donde nos deteníamos a rezar por todos los vecinos y comercios de la zona.

Al llegar a la plaza, los alumnos de jardín y de la primaria, esperaban la imagen del Patrono, al que recibieron con un canto y agitando porras rojas, dando un marco de color y alegría a la fiesta, que contó con la presencia de otros colegios,  vecinos, exalumnos, padres y algunas Hermanas de la Comunidad. Durante la celebración Eucarística, el sol acompañó la fría mañana de invierno, haciéndonos sentir el calor del Sagrado Corazón que tanto nos ama. Al finalizar, compartimos con todos los presentes el tradicional chocolate, y como obsequio les entregamos un sticker del Sagrado Corazón y agua bendita para las familias.

Compartimos la oración que una maestra escribió para este día tan festivo y colmado de gracias: