Désolé, cet article est seulement disponible en Español. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

El día de la Fiesta del Divino Rostro fue para la Comunidad un verdadero día de reparación y oración.

Por la mañana hicimos adoración en la Capilla de la Comunidad, turnándonos para ello.

Luego participamos de una Misa en el Hogar con todos los nonos y los Colaboradores FIC. Fue realmente un día de gozo. La Eucaristía fue precedida por un momento de adoración al Santísimo.

En la Homilía de la Santa Misa el Padre Víctor Sosa, nuestro Capellán, hizo alusión a mirar el Rostro de Jesús en los hermanos. Dijo que esa era la verdadera devoción al Divino Rostro: dejar el egoísmo y mirar al que tengo al lado; ver el Rostro de Cristo y obrar como Él en los pequeños gestos de cada día.


Print Friendly, PDF & Email