Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Grupo “Sagrado Corazón de Jesús”. Concepción del Uruguay, Argentina

Sí, con ese nombre nos inscribimos en marzo para participar como colegio con alumnos y maestras jóvenes. Así nos hicimos presentes en la II Jornada Nacional de Jóvenes en Rosario, del viernes 25 al domingo 27 de mayo. Nos habíamos preparado con un retiro en San Felipe para poder realizar los encuentros previos a la Jornada.

Cinco chicos y chicas de 3º, 4º y 6º año y tres maestras jóvenes de 23 años, viajamos a la Ciudad de Rosario el jueves, para iniciar la jornada en la mañana del viernes 25. Nos recibieron y acogieron las Hnas. de la Cdad. del Colegio La Inmaculada, por lo que pudimos tener comodidad y atenciones que muchos encuentristas no tuvieron.

Ha sido una convocatoria eclesial muy lúcida, con una mirada profunda sobre la realidad que nos toca vivir y sobre todo para comprometer a los jóvenes de nuestra Patria, así reza el lema: “Con Vos renovamos la historia”, Con Vos, Jesús, con vos, joven. Con vos.

Durante estos días, la alegría brotaba naturalmente del encuentro entre jóvenes de los distintos puntos del país, unidos en una Jornada de esta índole, identificados fácilmente con la credencial y con los colores, gorras, buzos, y otras indumentarias. Hubo encuentros ocasionales entre grupos, mientras se caminaba por las calles o se esperaba la locomoción o nos dirigíamos todos al mismo punto de encuentro. Cantos, saludos, aplausos. Un lenguaje común que en Jesús hermanaba y alegraba a los chicos y chicas y a los adultos que acompañábamos o que se cruzaban con ellos.

Hemos vivido junto a los jóvenes momentos fuertes de oración y de encuentro, de diálogo y de fraternidad, de alegría y de escucha. Uno de los más emotivos creo que fue el video mensaje del Papa. Un gozo incontenible para muchos chicos, hasta las lágrimas. Era conmovedor ver a una multitud en la noche, sentados en el suelo del Parque, escuchando silenciosos y atentos la palabra del Papa Francisco. Como hubo desmayos y necesidad de ambulancia, y también una interrupción por un corte del mensaje, pedimos volver a escucharlo. Y así fue. El Santo Padre no hizo más que acentuar lo que se venía repitiendo mucho, antes y durante la Jornada: “No sean observadores de la historia, sino protagonistas de la historia” … “No renegués la historia de tu patria. No renegués la historia de tu familia, no niegues a tus abuelos. Buscá las raíces, buscá la historia. Y desde allí construí el futuro”…

El mensaje del Papa nos ha dejado algunos tips que continuaremos puliendo y profundizando entre los chicos del colegio, los que fueron y los que no fueron, para hacernos eco y vivir la Jornada prolongada:

–          Leer el Evangelio 2 minutos por día (En la mochila venía un pequeño evangelio)

–          No mirar desde arriba a nadie si no es para ayudar a que se levante

–          Construir la historia desde el Pueblo de Dios…

Damos gracias a Dios por estos días intensos, por las experiencias y la atención que pedía; días exigentes, por la demanda física; y, muy hermosos por poder mirar y escuchar la voz de tantos jóvenes de los distintos puntos cardinales: lo que les hace sufrir, lo que sueñan, lo que les pone felices. Todo eso vivido y en muchos casos alimentado por la fe firme y fuerte; en otros, una fe más débil pero con una gran búsqueda. Jesús sigue hablando al corazón de los jóvenes.


Print Friendly, PDF & Email