Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Colegio Ntra. Sra. de Nieva. Córdoba, Argentina

Primera Eucaristía

Con gran alegría el día viernes 9 de marzo nos reunimos quienes formamos la comunidad “Nuestra Señora de Nieva” para celebrar la Eucaristía. El gimnasio se llenó de risas y cantos, desde las pequeñas de primer grado, hasta las grandes de sexto año, docentes, personal de administración y maestranza… nadie faltaba en esta fiesta.

Los reencuentros del primer día de clases ahora llegaban a su culmen en el encuentro con Jesús y María. Tomados de sus manos recorreremos este nuevo año lectivo. Era necesario hacer oración nuestros desafíos y proyectos, como también nuestros temores, fragilidades e inquietudes. “Vengan a mí, todos los que estén cansados y agobiados…”

Queremos llevar hasta el corazón de Jesús, por manos de María especialmente uno de los mayores desafíos de este año que es: Profundizar en la vida espiritual como nos lo recomienda nuestra fundadora Madre Eufrasia: “tuvimos una plática muy linda… el tema versó sobre la vida interior: sin esto no hay nada”. Nos esforzaremos por crecer en la vida espiritual para que seamos capaces de descubrir en el otro esa “Tierra Sagrada” ante la cual debemos descalzarnos y así como, Moisés reconocer la presencia del Señor.

¡Nuestra Señora de Nieva…ruega por nosotros!


 


Jornada espiritual con el personal Docente

Testimonio: “Sacarse las sandalias en tierra sagrada”

El pasado 15 de febrero, la comunidad de Nieva se congregó en el convento San Alfonso. Dimos inicio de esta manera a las actividades del ciclo lectivo 2018.

A lo largo de la jornada, entre mates y charlas, reflexionamos acerca de nuestra tarea docente desde una hermosa metáfora: el encuentro con el otro como “pisar tierra sagrada”. Un encuentro al que Dios nos llama a cada uno en especial, pero en el que también nos pide que nos descalcemos, tal como lo hizo con Moisés (Ex 3, 2-5)

¿A cuántas otras reflexiones nos llevó esta metáfora? Ese encuentro con el otro no es solo con el alumno… es mirarse y encontrarse entre colegas, con nuestras familias y seres queridos, pero también con aquel compañero que no conocemos, o con el cual no nos llevamos bien. Y ante cada uno, Dios nos llama a despojarnos de todo aquello que nos aleja, nos traba los pies o el camino.

A la vez, el Señor nos llama personalmente a cada uno, y eso nos lleva a mirarnos, a reconocer por qué ese llamado nos resuena en el corazón. Quizá hasta recordamos cómo sentimos por primera vez la llamada a la vocación docente.

Es así como elegimos comenzar nuestro camino: reunidos y mirando hacia dentro. Pensando en escuchar cada día el llamado de Dios a nuestra misión, pensando en las sandalias que nos entorpecen los pasos, y sobre todo, pensando en todo lo sagrado que habita en el otro, sea quien sea.

Milagros Ferreyra, docente.


Print Friendly, PDF & Email