Hogar Juan XXIII. Colonia Caroya, Argentina

El día 11 de octubre, día de San Juan XXIII, celebramos la fiesta de nuestro Patrono con mucha solemnidad. Aprovechamos la oportunidad para inaugurar la cocina remodelada, el nuevo comedor y el ambiente contiguo al comedor que fue también reestructurado. Todo este adelanto lo debemos al aporte de la Congregación, sin el cual la obra hubiera resultado imposible.

Comenzamos con un sencillo acto de bendición de los nuevos ambientes y luego la Santa Misa presidida por Monseñor Rodríguez, Obispo auxiliar emérito de Córdoba. En la ceremonia se bendijo de manera especial al personal que trabaja en el Hogar, reconociendo su labor diaria en beneficio de los nonos. Monseñor les decía que el día de su partida a la Patria Eterna, ellos deberían llevar muchas obras en sus manos y muchos nombres en el corazón; y que era un gran servicio el que prestaban, ya que los ancianos requerían paciencia y cariño.

Fue un momento muy emotivo para todos. Allí se les hizo entrega de un recordatorio que Monseñor bendijo.

Seguidamente compartimos un ágape fraterno con la presencia de la Banda de la Gendarmería Nacional, que nos deleitó con un alegre repertorio.

Sin duda fue un día de muchas gracias en el que el Señor regaló el don de la unidad y la fraternidad, que fue experimentada por todos los presentes.