Queridos Colaboradores FIC:

Este año, el 25 de marzo marca el comienzo de la Semana Santa, tiempo de gracia y de misericordia. Como miembros de una família religiosa mariana, los invitamos a vivir estos días junto a la Virgen dolorosa, la que estuvo allí, fielmente presente.  Ella nos enseña que el dolor por sí solo nos hace débiles, rebeldes. Cuando el dolor no tiene el sostén de la fe, se hace imposible seguir adelante. Pero cuando el dolor se vive desde el amor y la fe, es una realidad que redime.

Acompañemos a María en el misterio del Calvario y en la soledad del Sábado Santo, para poder cantar con Ella el Aleluya, en el gozo de la Pascua.

Los saludamos con mucho afecto en este «Día del Colaborador» tan especial. Jesús nos dice nuevamente al corazón: Hijo, aquí tienes a tu Madre.

Hna. Nora y Consejo General
25-03-2018

Print Friendly, PDF & Email